Edificios dentro de troncos de secuoyas

Edificios dentro de troncos de secuoyas

El diseño de un equipo de diseñadores surcoreanos requiere la inserción de torres dentro de los troncos huecos de secuoyas gigantes en el oeste de Estados Unidos.

Llamado Tribute: The Monument of Giant, el esquema visionario imagina edificios construidos dentro de los troncos vacíos de secuoyas gigantes, un tipo de árbol nativo de las montañas de Sierra Nevada en California. Las estructuras de edificios se colocarían en el corazón, impidiendo que los enormes árboles caigan.

Las secuoyas gigantes son los árboles más grandes del mundo, con alturas que llegan hasta los 85 metros y diámetros de seis a ocho metros. Estos árboles también se encuentran entre los organismos vivos más viejos de la tierra, con una antigüedad de aproximadamente 3.000 años.

El concepto, ideado por los diseñadores Ko Jinhyeuk, Cheong Changwon, Cho Kyuhung y Choi Sunwoong, ha recibido una mención honorífica en la eVolo Skyscraper Competition de este año.

Este proyecto intenta mostrar un nuevo acercamiento arquitectónico entre la convivencia humana y la naturaleza, en armonía con la temporalidad de la naturaleza, ha dicho el equipo.

La arquitectura se desarrollará en los troncos vacíos por dentro, sin obstaculizar el impresionante paisaje formado por los árboles gigantes.

Dentro de los árboles, un núcleo estructural se extenderá por el centro y red formará una carcasa exterior detrás de la corteza gruesa. Una serie de plataformas proporcionará espacios para la educación, laboratorios, exposiciones y cubiertas de observación.

El agua se extraerá del suelo utilizando un sistema que refleja el método de recolección natural del árbol.

Este diseño pretende servir como una alternativa al empeoramiento de la condición del medio ambiente. El saqueo que ha hecho el ser humano de los recursos de la tierra, ha llevado a un aumento en los desastres naturales. El deseo humano ha sido insaciable y es incapaz de coexistir con la naturaleza.

La naturaleza parece luchar contra los desastres naturales en todo el mundo, y cada vez es más visible que la tierra está cada vez más enferma. La deforestación es uno de los pecados mortales a la naturaleza, y también una de las causas principales de los desastres naturales.

Ahora es el momento de cambiarlo, dejar de explotar la naturaleza para nuestro egoísmo y empezar a aprender a complementarnos mutuamente, dijeron los diseñadores.

Las secuoyas gigantes fueron elegidas, no sólo por su altura y volumen, sino también porque su sistema radicular es relativamente superficial, lo que significa que cuando comienzan a pudrirse, pueden caerse fácilmente.

Cuando el duramen (la columna vertebral estructural del árbol) empieza a pudrirse, los árboles caen muertos por su propio peso. Y esta construcción dentro de los troncos permitirá que los árboles puedan seguir en pie.

Los humanos sólo ocuparíamos el centro podrido, complementando el refuerzo estructural para que no se caigan.

Los diseñadores esperan que su propuesta llame la atención a la difícil situación de los árboles, y que inspire a las personas un aprecio y respeto por la naturaleza.

Desde luego, puede ser una experiencia increíble para los que sienten la sinergia del hermoso paisaje del bosque de secuoyas gigantes fusionado con la comodidad.

Lo último