House in trees

House in trees

Situada sobre la empinada ladera de Echo Park, California, esta nueva casa unifamiliar llamada House in trees, no sólo está rodeada de grandes árboles, sino que también tiene un altísimo pino creciendo a través de una de sus habitaciones.

Diseñada por Simon Storey de la agencia Anonymous Architects, la residencia de 185 metros cuadrados tiene un plano rectangular y se diseñó cuidadosamente para completar el paisaje.

arbol

Está rodeada de una arboleda, creando una sensación remota y campestre, a pesar de que está rodeada de un centro urbano. Es una paradoja inusual tener un entorno tan natural en medio de Los Ángeles, una ciudad conocida por su gran urbe y extensión sin fin.

La idea del proyecto era preservar las características naturales del terreno, incluso si eso significaba el tener un árbol creciendo a través de la casa. Para ello, los arquitectos construyeron uno de los dormitorios alrededor de un ciprés que ya existía.

La vivienda está suspendida sobre una ladera empinada, una solución que minimiza la perturbación de la tierra, y fue diseñada con precisión para evitar la eliminación de cualquiera de los árboles cipreses de alrededor.

exterior

Al elevar el edificio de la tierra, los arquitectos también fueron capaces de proporcionar un área más grande para el terreno.

La cimentación se ha realizado mediante pilares de hormigón con acero, utilizado para soportar la suspensión de la casa. El interior se conceptualiza como dos unidades distintas ubicadas bajo un mismo techo.

La unidad principal tiene dos dormitorios para alojar a una familia de cuatro personas. La otra parte abarca una cocina, una sala de estar, una oficina, un dormitorio y un baño. El salón tiene grandes ventanas y está revestido con una cubierta de madera.

espacio interior

Este área secundaria se utiliza diariamente como una oficina y área de entretenimiento, pero se puede separar fácilmente del espacio principal para ser utilizado por los amigos o familiares.

El exterior de la casa también está enmarcada en madera, exactamente con cedro rojo occidental tratado, y está cubierta con un techo de metal. Al construir la casa en un entorno boscoso, el uso pesado de la madera tanto en el exterior como en el interior, es lo mejor.

Para mantener la privacidad, los arquitectos situaron la casa cerca del centro de la parcela, lejos de las casas vecinas y de una calle pública.

Un camino ligeramente curvado llega hasta el garaje y la entrada principal, que consta de una gran pared de vidrio plegable que bordea la cocina.

Los acabados interiores incluyen muebles de nogal, suelos de castaño recuperados y azulejos hexagonales. Una escalera está integrada en una estantería alta de madera.

El mobiliario interior es moderno, pero con toques clásicos, e incorpora muebles populares que sin duda reconocerás a simple vista, como las sillas Eames.

Tanto interior como exterior confluyen para crear un espacio acogedor y moderno, dentro del enclave natural.

estanteria

Lo último