Una granja modular gana el eVolo Skyscraper Competition

Una granja modular gana el eVolo Skyscraper Competition

Los diseñadores polacos Pawel Lipiński y Mateusz Frankowski han imaginado un edificio de gran altura que serviría como una gran granja vertical, capaz de desmontarse y trasladarse a otro lugar, especialmente creado para el África subsahariana.

Este proyecto llamado Mashambas ha ganado el primer premio en el eVolo Skyscraper Competition, que invita anualmente a arquitectos y diseñadores a concebir rascacielos futuristas. El ganador fue elegido de un grupo de 444 proyectos.

Mashambas es la palabra swahili para denominar la tierra cultivada, y se prevé que ayude a las nuevas comunidades agrícolas en África. Los diseñadores no han elegido ningún sitio en especial, pero si que han sugerido que estará al sur del desierto del Sahara.

Esta torre modular se desplazaría a zonas del continente que sufren de la mala calidad del suelo o sequías, y que requieren ayuda para introducir fertilizantes y aumentar el rendimiento de los cultivos.

Más del 40 por ciento de las personas que viven en el África subsahariana viven en la pobreza absoluta, y más de la mitad de ellos tienen algo en común: son pequeños agricultores, por lo que la granja modular transportaba sería de gran ayuda.

La torre (que ocuparía un espacio relativamente pequeño) ayudaría a reforzar la agricultura del lugar, sirviendo como granja vertical, un centro educativo y un mercado.

También podría incluir otras instalaciones, como una consulta de médicos, una guardería e incluso un puerto para drones que podrían distribuir los productos que se cultivan. Ofrecería educación, capacitación en técnicas agrícolas, fertilizantes baratos y herramientas modernas, además de un área comercial que maximiza los beneficios de las ventas de la cosecha.

El rascacielos sería construido a partir de simples elementos modulares en forma de arco, apilados alrededor de un atrio central. Y una rampa en espiral hasta el techo conectaría los diferentes niveles.

Estos módulos permiten construir y desmontar el edificio fácilmente, por lo que podría montarse en una nueva localización una vez que no sea necesario en la comunidad, una buena manera de reutilizarse.

En el segundo puesto del certamen, quedo Vertical Factories in Megacities, un diseño de Tianshu Liu y Lingshen Xie, con sede en Estados Unidos, que explora la idea de trasladar fábricas a los centros urbanos.

El diseñador español Javier López-Menchero Ortiz de Salazar ganó el tercer lugar en la competición por su torre Espiral3500, destinada a servir como contrapunto a la expansión urbana que se está produciendo en las costas de nuestro país.

Lo último